• El 95% de las víctimas mortales son hombres, sábados y domingos, los días con más fallecidos.

El exceso de velocidad (29,3%), el consumo de alcohol (17,4%) y de drogas (10,2%) son los factores de riesgo que más influyen en un siniestro mortal de moto. Al igual que no usar el casco de forma correcta -usar una talla inadecuada, no abrocharlo o ajustarlo correctamente-, que provoca el 6% de los fallecimientos en motociclistas y el 29% en conductores de ciclomotores.

Son las conclusiones principales del informe ‘Hoja de ruta para la mejora de la seguridad vial en usuarios de motocicletas y ciclomotores’, elaborado por Fundación MAPFRE y la Asociación Española de la Carretera (AEC), que analiza 240 fallecimientos en accidentes de moto y ciclomotor y más de 7.000 lesiones sufridas por de 3.200 conductores y ocupantes de estos vehículos en accidentes ocurridos entre 2016 y 2019.

El 95% de los fallecidos, hombres.

La investigación pone de manifiesto otros datos relevantes: la inmensa mayoría de los fallecidos son hombres (95%), que perdieron la vida principalmente en fines de semana.«Esta desproporción entre sexos es muy llamativa, debería hacernos reflexionar sobre el estilo de conducción», apunta Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE.  Además, la mayoría de los accidentes mortales ocurrieron por salidas de la vía (41,3%), colisiones frontolaterales (16,8%), propias de intersecciones, y caídas (15%).

Equipamiento de seguridad.

Respecto al equipamiento de seguridad, el estudio muestra que 4 de cada 10 motoristas implicados en siniestros graves (41%) no lo usaban, a excepción del casco, utilizado por el 95% de los motociclistas y por el 87% de los ciclomotoristas fallecidos. Además, el 98% no utilizaba ninguna prenda reflectante. El uso de otros elementos de protección -airbags, chaquetas con protecciones, guantes y botas especiales…- son más habituales en carretera (71%) que en ciudad, donde solo los utilizaban el 25% de los fallecidos.

Otros vehículos implicados.

La investigación también señala que en más de la mitad (52%) de los siniestros mortales no hubo otros vehículos implicado. Y cuando sí lo hubo, el siniestro ocurrió principalmente porque los conductores de estos no respetaron la prioridad de paso (21% de los casos), o sufrieron alguna distracción o no vieron al motociclista (10%).